La Alameda de Hércules

Que ver en Sevilla

¿Quieres comprar entradas para FreeTour monumental por Sevilla?

Comprar

Sevilla es una ciudad mágica, completa y que encandila a todos los que la visitan. Conserva lugares y monumentos cargados de historia, y otros más contemporáneos pero igualmente fascinantes. Recorrer sus calles es toda una aventura. Y uno de esos lugares perfectos para pasear es la Alameda de Hércules, que es una de las zonas más transitadas de la ciudad también por los propios sevillanos. 

Tiene muchas opciones en las que detenerse a deleitarse del ambiente: buenos restaurantes entre los que se pueden encontrar algunos con un servicio cercano y un buen producto de proximidad con materia prima de la zona y productos de temporada del patrimonio culinario andaluz, lugares para tomar un café, un buen vino o cerveza disfrutando extendidamente y sin presiones o librerías muy interesantes, entre otros comercios. 

Por ejemplo en Navidad, poder pasear por la Alameda de Hércules para disfrutar de las atracciones y los mercados que se instalan en ese lugar con motivo de las fiestas navideñas, es una visita obligada si se va a Sevilla por esa fecha, especialmente si se viaja con niños. 

¿Cuál es su historia?

La Alameda se construyó nada más y nada menos que en el año 1574 por iniciativa de Francisco de Zapata y Cisneros, Conde de Barajas, como un lugar de paseo para la aristocracia sevillana. 

La elección del nombre de Alameda de Hércules tiene una gran historia detrás. La inspiración se encuentra en las enormes columnas que se encuentran a la entrada de la plaza, y que son las originales de un templo romano del siglo II que se descubrió en la calle Mármoles, en Sevilla. Son unas columnas cuyo autor es Diego de Pesquera, datan del año 1578, y sobre cada una de ellas se encuentran las figuras de Julio César y Hércules, respectivamente. Ya en el otro extremo hay otras dos columnas de enorme tamaño coronadas con unos leones que portan los escudos de España y de Sevilla. 

Este lugar es tan especial que incluso ha sido cuna de grandes hombres de la historia de España. El más conocido es el poeta Gustavo Adolfo Bécquer, uno de los escritores más destacados de la literatura española del siglo XIX que nació en la Calle Conde de Barajas de la Alameda en el año 1836. En la casa en la que nació hay una placa que así lo atestigua para poder identificarla. Otro artista local que puede presumir de tener su casa natal en este barrio es el cantaor de flamenco Manolo Caracol, mucho más contemporáneo y que tiene una escultura dedicada a él en esta Alameda como una manera de mostrar la vinculación del flamenco con esta Alameda de Hércules. 

Son muchas las anécdotas que este lugar ha sumado a lo largo del tiempo. La que más suele llamar la atención de los turistas es la de que hubo un momento en el que por esta Alameda incluso se pudo navegar en barco, aunque parezca imposible. Fue durante una importante inundación que ni las murallas de la ciudad ni su avanzado sistema de drenaje pudieron frenar; y en el año 1649 y con una ciudad que además se encontraba en plena epidemia de peste, la Alameda de Hércules se inundó y numerosos barcos pudieron pasar por ella. Los más curiosos pueden encontrar en la Calle Santa Ana una placa que indica hasta qué nivel llegó el agua. 

Territorio sevillano

La Alameda de Hércules es uno de esos lugares para disfrutar en buena compañía mientras el tiempo se detiene. Es un rincón de Sevilla en el que dejar atrás las prisas y disfrutar del ambiente. 

¿Quieres comprar entradas para FreeTour monumental por Sevilla?

Comprar
Comprar
entradas
Descubrir
ocio

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.