Casa de Salinas

Que ver en Sevilla

¿Quieres comprar entradas para FreeTour Misterios de Santa Cruz?

Comprar

Casa de Salinas: Una casa-palacio muy valiosa en el corazón de Sevilla

Una construcción emblemática que representa la historia de la ciudad

La conocida como Casa de Salinas de Sevilla, en la calle Mateos Gago 39, en el corazón del barrio de Santa Cruz; es lo que fue una casa-palacio construida cuando Sevilla era una de las ciudades más importantes del mundo en el siglo XVI, por la familia del linaje Jaén Roelas. Concretamente Baltasar de Jaén comenzó con el proyecto de construcción en el año 1577. 

En esa época llegaban navíos españoles al continente americano y su regreso por el Puerto de Sevilla hacía que por esta ciudad pasasen todo tipo de productos, algunos de mucho valor y muchas familias se enriquecieran haciendo jugosos negocios. De ese Nuevo Mundo llegaban muchas fortunas que convirtieron a determinadas familias de la ciudad en personas que vivían en casas que estaban a la altura de la realeza.

Puede que esta sea la casa-palacio menos conocida de las que se suelen visitar en Sevilla pero tiene el mismo nivel de belleza que la Casa de Dueñas o la Casa de Pilatos, y su visita merece mucho la pena.

Un viaje en el tiempo

Con tanta prosperidad hubo familias que lograron enriquecerse a unos niveles muy altos, y fueron estas familias quienes mandaron construir casas-palacio que a día de hoy son una representación de la época dorada sevillana, en la que había clase baja pero también una clase alta con viviendas dignas de alto linaje y espectaculares jardines. Y no solamente se construyeron fabulosas casas, sino que en esta época se levantaron también magníficas iglesias y monasterios llenos de valioso arte.

En el siglo XIX, al extinguirse el linaje de los Jaén, fue vendida a Eduardo Ybarra después de una etapa en la que se le dieron varios usos (incluso fue logia masónica), y fue él quien añadió el admirable mosaico romano de Baco, que procede de la ciudad de Itálica y es del siglo II d.C. También Ybarra rescató del convento de los Remedios una escultura de mármol de la Virgen, que tiene un gran valor. Y decoró la casa con unos azulejos cerámicos del barrio de Triana, que son los más apreciados de todo el país; además de añadir unas maravillosas vidrieras que convierten esta casa-palacio en la envidia de muchos. 

Un palacio habitado muy apreciado por el turismo

Ya en el siglo XX, la familia de Manuel Salinas compró este lugar del que siguen siendo propietarios, con la diferencia de que en la actualidad se puede visitar siempre que no esté cerrado al público por la celebración de un evento. 

Son por tanto muchas las personas importantes que han dejado su huella en este lugar que es una auténtica maravilla de la arquitectura sevillana y forma parte de la ruta por las casas-palacio de Sevilla. Y eso a pesar de que es una casa habitada, lo cual le da más valor porque su decoración no es artificial y no está simplemente para poder ser fotografiada sino que se trata de un verdadero hogar.

Un entorno excepcional

La fachada es sencilla pero una vez que se cruza la entrada, lo primero que asombra es su lujoso patio construido en doble altura y con columnas de mármol formando arcos de medio punto decorados con yeserías del siglo XVI. Ya en esos muros se pueden apreciar algunos de esos espectaculares famosos azulejos del barrio de Triana. Y en el segundo patio está el famoso mosaico del siglo II d.C. dedicado a Baco.

El valor en general de la casa es incalculable, tanto histórico como a nivel artístico.

¿Quieres comprar entradas para FreeTour Misterios de Santa Cruz?

Comprar
Comprar
entradas
Descubrir
ocio

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.